PASAJES

Soneto definiendo el amor

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.

  Es un descuido que nos da cuidado,
un cobarde con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
  un amar  solamente ser amado.

  Es una libertad encarcelada,
que dura hasta el postrero parasismo,
enfermedad que crece si es curada.

  Éste es el niño Amor, éste es tu abismo:
mirad cuál amistad tendrá con nada
el que en todo es contrario de sí mismo.


Fco. de Quevedo (1580-1645)

*          *          *


"CREONTE: Muerto él, ahora claramente nos ordena el dios tomar venganza en quienes le mataron con su mano.
EDIPO: Y esos ¿dónde están? ¿Dónde se encontrará la pista, tan difícil de rastrear, de culpa tan vieja?..."

Sófocles
Edipo Rey
*        *        *


"Vivamos, Lesbia mía y amémonos
y no nos importen un as
las murmuraciones de los ancianos ceñudos.
Los soles pueden ponerse y volver a salir;
pero nosotros, una vez se apague nuestro breve día,
tendremos que dormir una noche eterna.
Dame mil besos, luego cien,
luego otros mil, luego cien más,
luego todavía otros mil, luego cien,
y finalmente, cuando lleguemos a muchos miles,
perderemos la cuenta para no saberla
y para que ningún malvado pueda echarnos mal de ojo
cuando sepa que han sido tantos los besos".

(Poema de Cayo Valerio Cátulo)

*   *   *

"La razón humana tiene... el destino particular de verse acosada por cuestiones que no puede apartar, pues le son propuestas por la naturaleza de la razón misma, pero a las que tampoco puede contestar, porque superan las facultades de la razón humana.

"En esta perplejidad cae la razón sin su culpa. Comienza con principios, cuyo uso en el curso de la experiencia es inevitable y que al mismo tiempo se hallan suficientemente garantizados por ésta. Con ellos elévase (como lo lleva consigo su naturaleza) siempre más arriba, a condiciones más remotas. Pero pronto advierte que de este modo su tarea ha de permanecer siempre inacabada porque las cuestiones nunca cesan; se ve pues obligada a refugiarse en principios que exceden todo posible uso de la experiencia y que, sin embargo, parecen tan libres de toda sospecha, que incluso la razón humana ordinaria está de acuerdo con ellos. Pero así se precipita en oscuridades y contradicciones, de donde puede colegir que en alguna parte se ocultan recónditos errores..."

Immanuel Kant
Crítica de la Razón Pura

*   *   *

"Volvió la hoja Rinconete, y vio que en otra estaba escrito: Memoria de palos. Y más abajo decía:
Al bodegonero de la Alfalfa, doce palos de mayor cuantía, a escudo cada uno. Están dados a buena cuenta ocho. El término, seis días. Secutor, Maniferro. [...]"

Rinconete y Cortadillo
(Cervantes)
*    *    *



"Hay una flor... Creo que me ha domesticado..."

El Principito
(A. de Saint-Exupéry)

*    *    *


"Quien logró el golpe de suerte,
de ser el amigo de un amigo.
Quien ha conquistado una noble mujer,
¡que una su júbilo al nuestro!
¡Sí! que venga aquél que en la Tierra
pueda llamar suya siquiera un alma.
Pero quien jamás lo ha podido, 
¡que se aparte llorando de nuestro grupo! "

Novena Sinfonía Op. 125 (L. van Beethoven)
-
Oda a la Alegría  (F. Schiller)

*    *    *


"En la sociedad capitalista contemporánea, el significado del término igualdad se ha transformado. Por él se entiende la igualdad de los autómatas, de hombres que han perdido su individualidad"

El Arte de Amar
(Erich Fromm) 


"La persona sádica es tan dependiente de la sumisa como ésta de aquella; ninguna de las dos puede vivir sin la otra. La diferencia sólo radica en que la persona sádica domina, explota, lastima y humilla, y la masoquista es dominada, explotada, lastimada y humillada"

Idem


"En contraste con la unión simbiótica, el amor maduro significa unión a condición de preservar la propia integridad, la propia individualidad"

Idem

*    *    *


"¡Oh! No razonéis la necesidad; los más bajos mendigos tienen, en lo más pobre, algo superfluo. No permitáis a la Naturaleza más de lo que la Naturaleza necesita y la vida del hombre será tan insignificante como lo es la de las bestias." -Lear

El Rey Lear
(W. Shakespeare)

*   *   *

"¡Ay! ¡Ay vida envidiable del ruiseñor canoro! Le han otorgado los dioses un cuerpo dotado de alas y una dulce vida sin lágrimas" -Casandra 

Tragedia de Agamenón 
(Esquilo)

*   *   *


SONETO

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora, a su afán ansioso lisonjera;

mas no de esotra parte en la ribera
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sabe mi llama el agua fría,
y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,
venas, que humor a tanto fuego han dado, 
médulas, que han gloriosamente ardido,

Su cuerpo dejará, no su cuidado; 
serán ceniza, más tendrá sentido,
polvo serán, mas polvo enamorado.

Francisco de Quevedo

*   *   *

"Si a tan delgada sombra, fiando su cubierta del bulto de una cuerda, son tales los hombres, ¿qué serán debajo de tinieblas de mayor bulto y latitud"

El Mundo por de Dentro
Francisco de Quevedo

*   *   *

"Señor, las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias."

Don Quijote de la Mancha II, cap.XI



"-Vencido sois, caballero, y aún muerto, si no confesáis las condiciones de nuestro desafío.
Don Quijote, molido y aturdido, sin alzarse la visera, como si hablara dentro de una tumba, con voz debilitada y enferma, dijo:
-Dulcinea del Toboso es la más hermosa mujer del mundo, y yo el más desdichado caballero de la tierra, y no es bien que mi flaqueza defraude esta verdad. Aprieta, caballero, la lanza, y quítame la vida, pues me has quitado la honra."

Idem, cap.LXIV



"-Váyase vuesa merced, señor hidalgo -respondió Don Quijote-, a entender con su perdigón manso y con su hurón atrevido, y deje a cada uno hacer su oficio. Este es el mío, y yo sé si vienen a mí, o no estos señores leones."

Idem, cap. XVII


*   *   *

"La inducción a posteriori hubiera llevado a la frenología a admitir, como principio innato y primitivo de la acción humana, algo paradójico que podemos llamar perversidad a falta de un término más característico. En el sentido que le doy es, en realidad, un móvil sin motivo, un motivo no motivado. Bajo sus incitaciones actuamos sin objeto comprensible, o, si esto se considera una contradicción en los términos, podemos llegar a modificar la proposición y decir que bajo sus incitaciones actuamos por la razón de que no deberíamos actuar."

El Demonio de la Perversidad, Edgar A. Poe

*   *   *


"La caída me calmó un poco, de forma que cuando me puse trabajosamente en pié pude reconocer las cosas y ejercitar la razón. Los mirones que me rodeaban agitaban sus tentáculos de una manera rara e irregular que sugería una especie de risa maliciosa y extraña, por lo que les mostré el puño salvajemente mientras me levantaba. Mi gesto pareció aumentar su risa, y unos cuantos me imitaron torpemente con sus verdosos miembros superiores. Avergonzado, traté de serenar mis facultades y analizar la situación."

En los Muros de Erix, H. P. Lovecraft & K. Sterling

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.