18 de octubre de 2013

Seis microrrelatos sobre lo castrante de la razón (V)

A Isabel Bertrán

     Julio fue, de recién casado, a una expo de instrumentos de pesca y llevó a su esposa todo el día de estand en estand porque le interesaba mucho ese deporte. Pero su esposa, además de que tuvo que aguantar un horrible dolor de pies, se aburrió tanto que es imposible de ponderar.
     Cuando llegaron al hotel, Julio le dijo a su mujer:
     -Estela, ¿qué es lo mejor que has visto en mí, vida mía?
     Y ella, llena de mal humor, le respondió:
     -Que eres un animal racional y caminas erguido...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario