18 de octubre de 2013

Seis microrrelatos sobre lo castrante de la razón (II)

A Titiritalba De Alba

     Un anciano que estaba tomando el sol en un parque le dijo a alguien que se había sentado en su mismo banco:
     -A mi edad, lo que más ilusión hace son los nietos. Yo quiero muchísimo a los míos, los adoro, les tengo auténtica pasión.
     El vecino de banco preguntó entonces:
     -¿Y cuántos tiene?
     El anciano pareció alegrarse con la pregunta y dijo rápidamente:
     -Ah, pues son... -pero, cuando iba a decir el número, su rostro cobró los rasgos de preocupación de quien se entrega a una profunda y delicada meditación y comenzó a mover sus dedos un largo espacio como contando una cantidad inmensa y a murmurar sus cálculos en voz muy baja. Al final dijo:- treinta y cinco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario