7 de julio de 2013

Seis microrrelatos sobre tópicos absurdos (III)

Un narcisista está orgulloso de sí mismo

A Txaro Cárdenas

     Un novelista de segunda categoría estaba convencido de que aquel año ganaría el Premio Planeta. Anunció entre todos sus amigos que se había presentado al premio y que tenía probabilidades muy altas de quedar finalista porque había escrito una obra maestra absoluta. Decía que no había dejado un solo detalle en la trama sin resolver a pesar de ser un argumento complejísimo demostrando una memoria prodigiosa como novelista. Pero como era de suponer, su novela no llegó a la final. Sintió entonces tanta vergüenza que dijo a todo el mundo que su novela no había sido seleccionada por la sencilla razón de que se le había olvidado enviar el manuscrito. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario