27 de enero de 2013

Diez microrrelatos para no usar mal la inteligencia (VII)

A Isabela Dávila

   El juez instructor esperaba en la sala de interrogatorios junto a su secretario la llegada de un parricida que había matado a su anciana madre y a su hijo de dos meses. 

   -¡Virgen santa -dijo el secretario-, no es de poca monta el monstruo con el que nos las tenemos que ver ahora!

   -Sí, debe ser una persona que hace siempre lo que le gusta -dijo el juez, que en ese momento estaba pensando que le gustaría cambiar a su esposa por la última edición de la Enciclopedia Británica. 

   -Un hombre de bajos instintos -dijo el secretario. 

   -Sí, nos dará una explicación cualquiera a sus asesinatos pero lo debe haber hecho porque se lo mandaba el cuerpo -dijo el juez a quien el cuerpo le mandaba beberse una copa de brandy y fumarse un puro y estaba tan ansioso que se habría comido a mordiscos el lápiz del secretario.

   -Ante esto se cuestiona uno muchas cosas -dijo el secretario-. ¿Los hombres no seremos bestias que son amansadas con el aprendizaje de comportamientos pacíficos? 

   -¡Lobos, amigo, somos lobos convertidos en inocentes perritos a base de enseñarnos lo que está bien y lo que está mal!

   De pronto, oyen la voz arrogante e imponente de alguien que se asomaba desde detrás de la puerta.

   -¿Puedo pasar, señores? 

   -¡Adelante! -exclamó el juez, quien, al ver que el hombre que entraba vestía de negro y llevaba un alzacuellos, dijo:- ¿Qué se le ofrece, padre?

   -¿Cómo que qué se me ofrece? -dijo el sacerdote con tono muy áspero-. Oiga, ¿estresado que vengo de estar dos días en prisión y con bromas a un servidor de Dios...? ¿Y por qué no me han traído a un confesor franciscano? ¡Les he pedido un confesor franciscano y no dominico, malditos sean todos los diablos! 

   -Calma, calma y respete a la autoridad; alivie ese estrés, no se obligue tanto -dijo el juez, que comprendió que estaba hablando con el parricida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.