21 de julio de 2012

Seis microrrelatos sobre pseudociencias (III)

A Dioni Escarabajal

El sacerdote le arrojó el agua bendita al rostro y dijo:

-Satanás, yo te conmino a que salgas del cuerpo de este joven por el poder de Dios Todopoderoso...

El joven comenzó a convulsionar y a vomitar espumarajos verdes mientras su voz emitía gritos animalescos.

El cura se quedó contemplando esta escena, chasqueó la lengua y torció escéptico sus facciones.

-Lo que tiene éste en el cuerpo no es el Diablo -se dijo- porque el Diablo sabe latín, griego y hebreo, se atrevió a conspirar contra Dios y tienta a los hombres con inteligentes y enredosas sutilezas y éste es la tercera vez que me pierde los nervios en veinte minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario