18 de junio de 2012

Seis microrrelatos para bien amar (V)

A Victoria Martínez

Dos amigos adolescentes hablaban de novias sentados en el suelo bajo un enorme graffiti patrocinado por el Ayuntamiento, que adornaba el muro de una vivienda.

-Estoy amargado,  porque ninguna mujer me quiere, tío, tengo una vida muy triste -decía uno.

-¿Y no será al revés? -preguntó el otro-. ¿No será que ninguna mujer te quiere porque estás amargado?

-¿Y según esa hipótesis, por qué demonios estoy amargado?

-No tengo ni idea... ¿Te gusta ese sabor?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario