14 de junio de 2012

Seis microrrelatos para bien amar (III)


A Nieves Delgado


Demóstenes, a pesar de su tartamudez, se convirtió en el mayor orador de todos los tiempos, cuya capacidad para persuadir fue puesta a dura prueba ante los atenienses, duros de oído; sin embargo estuvo un año entero empleando sus extraordinarias dotes para convencer a su primo Aquiles de que no le convenía casarse con Ademia y pudo al fin conseguirlo pero, en ese mismo momento, se casó.

2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.