30 de abril de 2012

Seis microrrelatos para despertar conciencias (III)

A Jordi Nogués Aymerich

La revolución industrial consiguió que, lo que antes se tardaba mucho tiempo en hacer, se fabricara mucho más rápido y  en mayor cantidad. Su última hazaña es matar a un niño de hambre cada segundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario