28 de abril de 2012

Seis microrrelatos para despertar conciencias (II)

A Miguel Ares

La relajación profunda llegó al fin; Carlo, el hombre con personalidad múltiple descansaba física y mentalmente.

-¿Por qué atentaste contra el Papa? -preguntó el hipnotizador forense.

-Porque matándolo compensaba mi remordimiento por haberme convertido al catolicismo... -contestó Carlo-. Me convertí al catolicismo porque me había hecho de izquierdas y eso me hacía tener remordimientos, me hice de izquierdas para olvidar que había hablado en contra de la izquierda política cuando era sacerdote católico, hablé en contra de la izquierda política porque no quería admitir que tenían razón al decir que el Cristianismo es culpable de la miseria de los países pobres y no lo quise admitir porque, si lo admitía, no me quedaba más opción para no ir al infierno que salir de mi religión, que, por cierto es la única verdadera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario