8 de marzo de 2012

Seis microrrelatos para no odiarse a sí mismo (V)

Dedico este microrrelato a mi amiga,
la talentosa novelista Julia Siles, 
que merece, y como gran amiga que es
le deseo también, un gran éxito en su 
carrera literaria. "Julia, mi lealtad a ti
no es enfrentada sino incondicional".

"Don Zambudio Solórzano creyó que era un ser extraterrestre cuando perdió el juicio pero lo recuperó cuando se empezó a dar cuenta de que ser don Zambudio Solórzano ya era un fenómeno tan insólito que el detalle de si tripulaba o no un OVNI carecía de relevancia."

2 comentarios:

  1. Gracias!!!! Como todos tus microrrelatos, es hilarante. Hay cosas que me alegran el día, y visitarte es una de ellas. besos.

    ResponderEliminar
  2. Amiga, si de esa forma pago una pequeña parte del agradecimiento que te debo, el trabajo que me cuesta este blog ya me compensa sólo por eso. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario