26 de diciembre de 2011

Microrrelato de un fanfarrón

Dedico este poema a Bea Magaña, la autora
de De Dragones y Unicornios, blog  apasionante
que engancha a quien se acerca a él y lee los 
episodios de su extraordinario mundo de fantasía épica. 
Paz y Felicidad, Bea.

Luis Rafael García Lorente



Seis amigos que estaban en el paro decidieron escribir un microrrelato cada uno con la intención de votar entre ellos mismos cuál era el mejor. El más fanfarrón de los seis, que no consiguió ganar, escribió lo siguiente:

"Se puso el bañador y se lanzó por la popa del yate para bucear agradablemente. Después de un tiempo, como sentía que todavía podía aguantar la respiración unos segundos más, llegó hasta el fondo submarino. Vio allí una concha de ostra y quiso llevársela. Estaba extrañamente pegada al suelo pero, con un poco más de esfuerzo, la despegó y se lanzó con ella de retorno al yate. 
"Tras quince días angustiosos para toda la humanidad, con la luna llena volvieron a tener agua los mares y océanos y él, misericordiosamente, volvió a encajar la concha en el lugar del que la había extraído." 

3 comentarios:

  1. Gracias por la dedicatoria, como ya te dije cuando lo leí la primera vez, me encanta!
    Paz y felicidad para ti también, querido Luis.
    Y que al despedir el año se quede atrás tu tristeza!!

    ResponderEliminar
  2. No, Bea, déjame la tristeza, que es la única compañía fiel que tengo :)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.