4 de noviembre de 2011

Presentación de los presupuestos de Inopia para el año que viene


Señores diputados, en Inopia disfrutamos del Estado del Malestar. Nuestra renta per capita está bajo cero, comemos sólo cuando nos invitan, el agua para nosotros no es corriente sino inusual. No tenemos más luz que la del sol, ni más gas que el de nuestras tripas, ni más teléfono que un móvil: el de sobrevivir. No estamos en periodo de vacas flacas porque nos las hemos comido todas.

Este año no tenemos déficit porque ya nadie nos quiere prestar nada. Mis cuentas son trasparentes porque están hechas de viento. En ellas hay muchos ceros, pero ninguna cifra más. Hemos doblado el esfuerzo presupuestario del año pasado porque cero por dos también es cero. En fin, todos deben estar contentos con estos presupuestos porque según los psicólogos nuestros pensamientos deben ser positivos para no ser víctimas de la angustia o la melancolía. 

No nos queda otra opción que emigrar a Europa. Allí la gente suele tener grandes jorobas pero no en la espalda sino en el vientre, comen hasta hartarse y aún les queda algo que tirar. Con lo que a uno le sobra, tendríamos para alimentar a una familia, no de las nuestras sino de hipopótamos. No atan los perros con longanizas sino las longanizas con perros y no trabajan para comer sino para realizarse. 

Sólo queda que aprueben con sus votos estos presupuestos, si la oposición no tiene recurso que interponer, lo que dudo porque en Inopia ya no existen recursos.

2 comentarios:

  1. Gracias por tus palabras. Por todas. Hoy te dejo las mías, no son muy inspiradas, pero servirán para dejar huella de mi paso. Sigo viniendo, aunque la falta de tiempo o de inspiración me impidan comentar. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti, Bea, preciosa, tus palabras no pueden no ser inspiradas cuando las diriges a mí, que tanto te aprecio y no te juzgo con mala intención ni en público ni debajo de mi manto.

    Un abrazo muy fuerte, y gracias por hacerme feliz, amiga.

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario