30 de diciembre de 2011

Microrrelato de un iluso

Dedico este microrrelato a
Susana, la audaz y
genial administradora de 
Feliz Año Nuevo
y prosperidad para
todos tus proyectos.

Luis Rafael García Lorente



Seis amigos que estaban en el paro decidieron escribir un microrrelato cada uno con la intención de votar entre ellos mismos cuál era el mejor. El más iluso de los seis, que no consiguió ganar, escribió lo siguiente:

"Tzu Yao inventó un elixir que permitía vivir eternamente, pero cuando fue a bebérselo, lo echó en un recipiente con residuos del elixir de la felicidad, que le había echado al perro. Por eso cuando se lo bebió, su eternidad se comenzó a dividir en cortas etapas en cada una de las cuales todo lo de la anterior cambiaba y mejoraba".




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.