24 de octubre de 2011

Niños

-María, amar es conocer y ser conocido -dijo un poeta catalán a su novia de la alta burguesía-. Por eso te quiero, porque indagándome, has descubierto mi alma, ese niño que llevo escondido en mi interior y que has hecho tuyo.

María sonrió pero en realidad decía con apuro para sus adentros:

-Pues tú todavía no has descubierto el niño que llevo yo escondido en mi interior pero espero que lo hagas tuyo y no te enteres de cómo ha llegado ahí de verdad porque, si no, se va a armar una buena.

8 comentarios:

  1. hay tantas cosas que callamos a veces...por miedo a eso, a que no nos acepten. Muy buenos los textos Luís, no dejes de escribir nunca!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amiga Encoma ilusoria, la gente que no nos acepta tal como somos no nos merece. Nos toca, eso sí, dar a los seres que queremos un trato lleno de tacto y consideración para que vea cuánto nos preocupan pero en lo que se refiere a nuestra independencia como individuos no debemos ceder nada o casi nada.

    Pero el de este cuento es el tema sexual, Encoma, las cosas como son, si está con nosotros una persona, que no se lo haga con otra porque eso haría daño de verdad, no encuentro el motivo racional y objetivo para esto pero así es: no se puede estar como María, en misa y repicando. Jejeje.

    Un saludo superafectuoso, Encoma, e intentaré sacar tiempo de donde sea y visitar tus honradas letras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Llevas muchísima razón, tal vez no nos merezca, pero entonces ¿por qué siempre intentamos precisamente a ese tipo de personas, sorprenderles, agradarles para que nos acepten? malgastamos tanta energía muchas veces en demostrar lo que podemos ser, intentando impresionar, para luego ¿qué? sentirte como un idiota,jejejeje. Pero bueno, es normal, como seres sociales que somos queremos relacionarnos con los demás y ser aceptados por donde vamos. Pero...como se suele decir, ni todo el mundo puede odiarnos ni amarnos...existe eso que llaman indiferencia y todos alguna vez la hemos experimentado, como "víctima" y como "verdugo".

    ¿Por qué la amistad entre un hombre y una mujer no puede durar? el sexo siempre se pone en medio..jejejejeje. La naturaleza supongo, tiene mucho que ver.

    Un placer como siempre saludarte Luis.
    Un abrazo. Sigue sorprendiendonos como sabes hacer.

    ResponderEliminar
  4. No quiero empezar a desnudar aquí en público tu intimidad, Encoma, pero ese deseo que parezco reconocer en ti de agradar a ciertas personas que no son nuestros amigos ni nuestros "bichitos" ¿lo crees una necesidad que te pide el amor? ¿No será un deseo de autoridad, de sustituir un padre o una madre por otra persona con las mismas funciones? Hazme caso, en amor, siéntete siempre de igual a igual pero creo que como eres no muy mayor estás en fase de aprender cosas de la vida. Ojalá no te quedes atascada en esa figura con el látigo en la mano. El amor entre un hombre y una mujer SI es posible, Encoma, y no hagas caso de los que dictan con un libro de Astrofísica o con el Capital en la mano lo que es posible o no en este mundo. ¿Ha sido posible ir a la Luna? Pues eso

    ResponderEliminar
  5. jejeje..bueno supongo que a todos nos ha pasado, alguna vez hemos y nos han rechazado.
    Pero yo no hablaba esta vez de amor, sino de amistad, la amistad verdadera entre un hombre y una mujer, sin sexo de por medio es dicifil y no muy longeva.

    Cuidate mucho! ;P

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón, Encoma, aunque yo he conservado hasta hoy alguna amiga que otra con las que no quiero tener sexo y aunque no siento la pasión afectiva que siento por la que amo, no veo amenazada por mi parte mi relación con ellas. He dicho que tengo una amiga que otra cuando en realidad son bastantes más que amigos. El secreto creo que es que tus necesidades sexo-afectivas se sacien bien en otro lugar. Si eso ocurre, no nos peleamos con las amigas. Claro que eso depende de la inteligencia del individuo en cuestión. Si es un tuercebotas, ira al aquí te pillo, aquí te mato y la amistad y el afecto humano le sonarán a ruso. Jejeje

    Tu puedes ser amiga mía en cuanto lo pidas, Encoma, y no te pediré sexo ni que seas mi pareja al menos mientras cierta relación personal me dure, y por mí que dure toda la vida porque la quiero mucho, Encoma. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. pues me alegro mucho que hayas encontrado el amor, conservalo tanto tiempo como puedas. Yo tengo una relacion increible tambien, pero hace poco que he perdido a un gran amigo y duele, siempre duele perder a alguien.

    Cuidate mucho Luis, y por supuesto sigue con tus sueños. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Lo siento de verdad, Encoma, eso sí que es duro. Esa es la clase de ruptura de una relación que más daño hace. La muerte por supuesto no respeta nuestros sentimientos, pero si era de verdad querido por ti, lo tienes ya de ayudante por el resto de tu vida. Ánimo!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario