22 de agosto de 2011

El Superhombre


Unas cien personas, sentadas en las butacas de una sala de cultura y produciendo un ruidoso murmullo con sus conversaciones, aguardaban la llegada del conferenciante, que les iba a introducir a los temas más fundamentales de la Filosofía. Un hombre bajito y con gafas de mucho aumento, charlando con un vecino de asiento, le dijo:

-Soy partidario de la ideología del Superhombre. Sé que tengo instinto de crueldad...

El vecino de asiento, que llevaba gafas de sol y arrastraba con disgusto toda la mañana un molesto malestar, le contestó:

-Pues a mí me va Schopenhauer y el estoicismo una cosa mala porque mi instinto es tener resaca las mañanas de los lunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario