3 de agosto de 2011

Amores de poeta

Un novelista bebía una cerveza con un amigo suyo, que también escribía pero poesía.

-Dime Jorge, ¿después de casarte, cuántas veces te has enamorado? -preguntó el poeta.

-Yo quiero a mi esposa y procuro no mirar a otra mujer. Eso sólo me traería problemas -contestó el novelista.

-Pues yo, que soy soltero, no paro de enamorarme. Fíjate, aquí precisamente traigo un cuaderno con lo mejor que me ha inspirado cada una.

El novelista tomó el cuaderno que le dio el poeta y hojeó de principio a fin y detenidamente la parte que estaba escrita. Pero al devolvérselo a su dueño le dijo con perplejidad:

-Pepe, aquí no hay más que tachones y el mismo título encabezando cada página.

-Ay, Jorge... Es que las mujeres son en mi caso un único poema frustrado y vuelto a intentar una y otra vez desde el principio.

2 comentarios:

  1. Hola Luis: de todos tus escritos,éste es contundente y genial.... Me ha encantado..
    Y como ya te dije, no te detengas, amigo...

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Laura, ya vuelvo a soltar amarras después de mi estancia en un puerto esteril y seco.

    ResponderEliminar

Gracias por su comentario