11 de mayo de 2011

Enfrentados por la Religión




Los reunidos charlaban con moderación y plácidamente al principio, como adultos que compartían una amistad de muchos años. Pero algún malintencionado espíritu quiso sembrar la discordia haciendo que uno de ellos, de pronto planteara el tema de cuál era la verdadera religión.

A medida que fueron comprobando que sus puntos de vista eran vulgarmente idénticos, se iban poniendo más agresivos y sus voces se elevaban cada vez más. Finalmente acabó desarrollándose una encarnizada y célebre discusión en la que no faltaron puñetazos en la mesa, exabruptos, intentos decente y oportunamente reprimidos de llegar a las manos, maldiciones e incluso risas nerviosas imposibles de aplacar durante minutos. Felizmente, al final cada cual acabó mostrando a los demás que pensaba de modo diferente acerca del tema y volvieron a sus casas tranquilos y seguros de su independencia intelectual.

Habrían querido seguir exponiendo sus ideas y bebiendo whisky durante toda la noche, pero al fin y al cabo eran sacerdotes católicos y tenían que estar serenos al día siguiente para dar misa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario