30 de abril de 2011

Cuestión de tiempo

Silvestre Bebón, el dueño del Bar Bebón, en un arrebato de feminismo provocado por una discusión ideológica, dijo:

-Con el tiempo nos concienciaremos de que, si nuestra mujer nos engaña, no nos deshonra. Antes bien, es cosa de las mujeres muy mujeres, así como el hombre que engaña es un hombre muy hombre.

-Qué astuto eres Silvestre -dijo uno de los bebedores-; mientras que Nietzsche se volvió loco intentando saber cómo tenía que portarse el Superhombre, tú ya has llegado a tu conclusión y sigues tan sanote como siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario