23 de abril de 2011

El Maníaco

Cuando descubrimos el saltamontes en la ventana, mi madre, mi padre y yo intentamos atraparlo. Pero saltó al sofá; de ahí saltó al televisor y del televisor a la estantería. De la estantería saltó a la cara de Perico, que estaba algo trastornado pero que era como de la familia. Mi padre se lo quitó de las manos, lo puso bajo su pie y lo aplastó. Perico se estremeció al ver este gesto y comenzó a llorar.

-¡Lo has matao! -le gritó a mi padre.

-Hay que mantener la casa limpia -dijo mi padre.

Perico recogió el cadáver del insecto y se dispuso a salir de la casa.

-¿Qué vas a hacer? -le dijo mi padre.

-Enterrarlo.

-Eres un maníaco -dijo mi padre.

-Maníaco tú -respondió Perico.


1 comentario:

  1. Muy buena idea,el relatar acompañado de imágenes.Perdón por el retraso en responder,tuve un ligero problema con la compañia de teléfono.Saludos desde el sur.( Dragón )

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.