24 de marzo de 2011

Lo que estos puños me hicieron-1ª PARTE

Dejemos por un tiempo
la risa y vamos otra vez a la elegía.

El Autor


INFORME FACULTATIVO
PARA EL TRIBUNAL NUMERO UNO
DE VALNEVADA

El acusado es un hombre que nunca antes había mostrado signo alguno de desequilibrio mental, aunque responde a un tipo de personalidad posesiva y violenta. De hecho, la locura que manifiesta es muy atípica y no se ha registrado un cuadro semejante que yo sepa en toda la casuística psiquiátrica.

El paciente declara que la sintomatología de su enfermedad comenzó a manifestarse en el momento mismo del maltrato y asesinato violento de su esposa. Se define, demostrando en ello una habilidad para el autoanálisis difícil de encontrar en personas de su perfil, como esa clase de hombre que necesita para estar tranquilo que la gente que hay a su alrededor sienta que sólo él sabe lo que hay que hacer en ese momento, no importa si está en su propia casa o en un lugar público.

Su sintomatología, por el momento, se reduce exclusivamente a un sólo delirio y es eso lo que me llena de perplejidad. Afirma que desde el momento de su crimen, no es ya él mismo sino su esposa. Cuesta creer que su enfermedad sea real puesto que no manifiesta tendencia a delirar en ninguna otra cuestión. Pero me inclina a pensar que no es una estrategia para liberarse de una posible condena a prisión el hecho de que sus ideas autodestructivas y su desprecio por sí mismo, en especial por su Yo del pasado, excede con mucho los niveles normales. Por detalles que omito por no ser demasiado prolijo, estoy seguro de que en esto no finge y no creo aconsejable por ello que se le envíe a una prisión sino que sea enviado a un psiquiátrico para que él mismo no viole su propio derecho a la vida y a la integridad física.

A continuación me referiré a la forma en que el acusado me narró su metamorfosis o cambio de alma, o desde nuestra perspectiva, el comienzo de su delirio.

Antes de asesinar a su esposa, estaba viendo el televisor, entretenido con la retransmisión de un partido de baloncesto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario