30 de marzo de 2011

El Médico Guerrero -1ª PARTE


Todos los días desde hacía años, visitantes y asiduos de cierto centro público de salud de un pueblo de Murcia veían sentado en su silla portátil, y a veces hasta le compraban lotería, a un hombre con problemas de movilidad en las piernas de algo menos de 40 años. Su carácter era más bien hosco pero era una persona honrada y, no tratándose de dinero, generosa con los demás.

Un amigo mío fue un día a mediados de noviembre precisamente a este centro de salud en la época en que residió en ese pueblo para tratarse de una gripe que acababa de coger. A la entrada del lugar vio al hombre minusválido y se acercó a comprarle un billete.

-Hace un frío que pela -dijo mi amigo.

-Mm -asintió aquel con desgana.

Mi amigo se guardó el billete e iba ya a acceder a la sala de espera cuando aquel hombre le preguntó:

-¿Es grave lo suyo?

-No -contestó mi amigo-, una gripe. Hace dos días cogí frío al salir del trabajo y hoy me duele todo. No he podido ni dormir...

-El que viene aquí no es prevenido -dijo el hombre lacónicamente.

-Que va, incluso los prevenidos enferman -dijo mi amigo.

-Enferman pero no vienen aquí.

Mi amigo celebró con risas la broma a pesar de que el rostro del minusválido permanecía serio y entró en la sala de espera. No había en la habitación más que dos ancianos.

Curioseando, se acercó a la puerta del médico donde colgaba un almanaque y comprobó que todos los días de noviembre habían sido meticulosamente tachados con un rotulador rojo justo hasta el día anterior, que no tenía su cruz todavía.

-Vaya -dijo mi amigo- quienquiera que se encargue de llevar la cuenta del día en que estamos todavía no ha puesto al día el almanaque. Ayer fue 27. Yo mismo lo tacharé.

-¡No, no, amigo! -dijo al momento uno de los viejecitos. Las cruces no son para eso, son para indicar los días que el doctor ha zurrado a un enfermo. Ayer no está tachado porque un médico suplente lo sustituyó por un día.

-¿Y nadie ha hecho nada para expulsar de su profesión a semejante tipo?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.