21 de marzo de 2011

Buscando Pelea


El bar que había bajo el edificio de oficinas Worky-5 estaba ocupado a esa hora por trabajadores del edificio que habían salido a desayunar y a relajarse unos minutos. También tres trabajadores de la construcción que estaban arreglando unos desagües a dos o tres casas de allí reparaban fuerzas almorzando a esa misma hora en ese bar. Su aspecto desaliñado contrastaba con la apariencia pulcra y elegante de los trabajadores de las oficinas.

Se vio a uno de estos últimos acercarse a la mesa de los obreros y establecer conversación con ellos. Nadie siguió el curso evolutivo de dicha conversación hasta determinado momento en que todos oyeron al empleado de oficina estallando en una exclamación:

-¡Estoy harto de cerdos como vosotros!

Uno de los obreros se levantó y le dijo:

-Amigo, tengamos la fiesta en paz. No busque camorra porque la puede encontrar.

-¿Estás amenazándome? No creo que seas bastante hombre. Todos los de tu calaña sois unas sabandijas, más cobardes que una cochina rata.

-¡Ojo con lo que dice! -gritó el obrero- Esta es la última vez que le advierto...

-Palabras, palabras... ¿No sabes hacer otra cosa que hablar?

-Caballero, por llamarlo de alguna manera -dijo otro de los obreros-, ¿quiere dejarnos en paz de una vez? Somos honrados trabajadores que estamos intentando desayunar y descansar de nuestro duro trabajo. No nos obligue a pelear. Bastante cansados están ya nuestros cuerpos esta mañana de hacer hoyos y sacar ripio de ellos.

-Pues yo -dijo el empleado de oficina- sólo descanso de mi trabajo evitando que descansen los tipos que apestan.

Al comprobar que las llamadas a la racionalidad no entraban por los oídos de aquel tipo, el tercero de los obreros le preguntó intentando poner un tono sarcástico:

-¿En serio trabaja? ¿Y a qué agotadora ocupación se dedica el señor?

A lo que el empleado, para evitar una respuesta directa y quizá sin haber reflexionado mucho la que se decidió a dar, contestó:

-A portarme como un hombre de verdad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por su comentario